Receta de Pan de Pueblo – Recetax - Recetas de Cocina Española y del mundo
Recetax – Recetas de Cocina Española y del mundo

Receta de Pan de Pueblo

De vez en cuando todos deberíamos darnos el lujo de preparar un pan casero para agasajar a la familia y es que el ritual de preparar el pan está repleto de situaciones especiales, desde la forma en la que el horneado endulza el aroma del hogar, hasta el momento de probar el pan hecho por nuestras propias manos y descubrir que no solo es delicioso como el que más, sino que es sumamente rendidor, algo necesario y positivo.

Ingredientes

Masa Madre

100 grs. de agua templada
10 grs. de levadura prensada fresca
100 grs. de harina de repostería

Masa

500 grs. de harina de fuerza
280 grs. de agua templada
10 grs. de levadura prensada fresca
10 grs. de sal
1 masa madre
1 cucharada de aceite

Preparación

Para preparar nuestro pan de pueblo tenemos que comenzar la receta el día anterior, así entonces colocamos agua en un recipiente y en ella disolvemos la levadura, luego agregamos la harina y mezclamos hasta obtener una masa homogénea sin grumos, a la que dejaremos en el mismo recipiente, que taparemos con papel film y llevaremos al refrigerador hasta el día siguiente. Con esto tendremos lista la masa madre de nuestro pan.

Continuando colocamos en un recipiente grande el agua junto con la levadura y la mezclamos bien, luego agregamos la harina de fuerza con una pizca de sal, amasamos y agregamos por último la masa madre, dándole amasado hasta conseguir que ambas masas se hayan unido bien y se genere una consistencia blanda e inclusive algo pegajosa. Cuando la tengamos lista la colocamos dentro de un bol untado con aceite en fondo y laterales y la cubrimos con un paño limpio para que crezca, durante unos 30 minutos, tiempo en el cual doblará su volumen original.

Transcurrido este tiempo volcamos la masa sobre una mesada enharinada y la amasamos un poco para quitarle algo de aire, le damos forma de bollo y la colocamos en una fuente para horno, forrada en papel de hornear. En la superficie le practicamos una serie de cortes y espolvoreamos con algo más de harina, dejamos reposar durante otros 30 minutos, para que crezca nuevamente. Pasado este tiempo llevamos al horno precalentado a 250ºC, en el horno también colocamos otra fuente con agua dentro, cocinamos el pan durante 10 minutos, bajamos la temperatura a 200ºC y cocinamos 40 minutos más hasta que esté dorado, luego retiramos y dejamos enfriar.