Recetas de cocina gratis

Consejos para congelar guisos

Si no os apetece estar esclavizados varias horas en la cocina o simplemente no tenéis tiempo para preparar platos elaborados, pero queréis comer bien y variado, lo mejor es cocinar un día para comer varios. Aún haciéndolo en la olla rápida, el guiso de carne es un plato que lleva su tiempo, picar las verduras, sofreírlas, dorar la carne… vamos, que no es una comida para preparar en cuanto llegamos de trabajar al mediodía, apurados y sobre todo con hambre. Por eso os recomiendo que guiséis un día para varias veces. Y para ello nada mejor que recurrir a la congelación, pero eso sí, siguiendo unos ciertos consejos para que el día que lo toméis esté como recién cocinado.

  • La conservación de un guiso de carne tanto en la nevera como en el congelador es muy superior en tiempo a por ejemplo uno de pescado, y éste es un detalle a tener en cuenta. Así que si cocináis para varios días tendréis que organizaros para consumir antes los platos más perecederos y dejar los que más resistan para el final.
  • Cuando vayáis a congelar un guiso, tanto de carne como de pescado, es importante que no lleve patatas incorporadas. La patata es una hortaliza muy rica en hidratos de carbono y estos fermentan rápidamente y no congelan bien, pues tras pasar por el congelador su textura cambia y se transforma, encontrándolas arenosas y estropeando el resultado final del plato. Lo ideal es que el día que lo vayáis a consumir, mientras que el guiso se recalienta, le añadáis las patatas cortadas en trozos más pequeños y se vayan haciendo al mismo tiempo a fuego lento.
  • Para congelar un guiso con garantía también es importante que no hayáis espesado la salsa con féculas ni espesantes tipo harina de maíz, pues su composición son hidratos de carbono y pasaría lo mismo que con las patatas, quedando el guiso pastoso. Entonces para obtener una salsa espesa en un guiso que vaya a pasar por el congelador, lo ideal es añadir al sofrito bastante más verdura y parte de ella triturarla añadiéndola de nuevo a la olla, esto hará que consigamos una salsa espesa y con muchas más posibilidades de que no varíe su textura con la congelación.
  • También podéis espesar la salsa tras la congelación con espesantes exprés, estos se deshacen en caliente y no forman grumos, así mientras que recalentáis el guiso y como solo se necesitan unos minutos de cocción, obtenéis una salsa con la textura deseada. Ni que decir tiene que todos los guisos, tanto de carne como de pescado que hayan sido congelados, necesitan siempre ser descongelados en la nevera de un día para otro. Pues tanto la carne, pescado como verduras, son importantes fuentes de contaminación microbiana.

Con estos sencillos consejos preparar guisos no os dará tanta pereza, ahorraréis tiempo y también energía, pues solo encendéis la cocina largo tiempo una vez, así cocináis un día para comer dos.

Imagen |

EMPANADILLAS DE ARROZ CON ALGAS Y MEJILLONES
0
Llevo varias semanas asistiendo a un curso de cocina con algas en el Aula de cocina de Porto-Muiños en la misma urbanización en la que vivo.El encargado de impartir las clases es Gonzalo Rey (Chechu) del Restaurante Agar-Agar en A Corveira-Culleredo (A Coruña).Estamos aprendiendo realmente a utiliza...
Pimientos bishop crown
0
de mi produccion, los he puesto a secar a ver que resultado nos da
Macarrones de Bilbao. Receta
0
Hará alrededor de año y medio que probé estos macarrones de Bilbao por primera vez. Formaron parte de la mesa dulce que montamos con motivo de un encuentro de blogueros, celebrado en Madrid en Octubre del 2013. Desde entonces, no los había vuelto a comer. Ni siquiera había vuelto a pensar en ellos,...
Alfajorcitos de Pascua
0
Deliciosos alfajores para que los mas chiquitos de la familia puedan disfrutar en pascuas. Ingredientes 250g de manteca 150g de azúcar 2 huevos 1 cda de esencia de vainilla 300g de almidón de maíz 175g de harina leudante 25g de cacao amargo Relleno 500g de dulce de leche Coco para rebozar Procedi...