Restaurante Gaztelubide. 25 años de éxito en La Florida – Recetax - Recetas de Cocina Española y del mundo
Recetax – Recetas de Cocina Española y del mundo

Restaurante Gaztelubide. 25 años de éxito en La Florida

Un establecimiento como el restaurante Gaztelubide casi no necesita presentación tras una impecable trayectoria tanto en su local de Comandante Zorita como en el de La Florida en el que acaba de cumplir 25 anni.

Coincidiendo con ese aniversario, este restaurante madrileño culminó el pasado mes de julio una reforma para construir una moderna terraza abierta y panelada en cristales que permite disfrutar de un nuevo espacio gastronómico, decorado con limpieza y modernidad.

Un restaurante como éste, con gran tradición en platos de temporada, guisos clásicos como sus callos, en el que son famosas sus kokotxas a la plancha, rebozadas o al pil pil, se renueva en sus presentaciones y carta, a la vez que mantiene su saber hacer. con raciones muy abundantes y salsas perfectas de punto, es un lugar donde disfrutar comiendo, para celebrar una buena noticia o el gusto de salir a comer fuera.

Cuando estuve hace un par de semanas, comenzamos a modo de aperitivo mi acompañante y yo con unas anchoas servidas sobre un pan de cristal bastante conseguido y un tomate maduro. La fiesta continuó con un delicioso erizo, relleno de sus corales y cubierto con una holandesa y huevas de trucha con alga wakame frita. Puro mar.

Aprovechando la abundancia de las raciones, pedimos platos para compartir o mejor medias raciones para poder probar más platos y disfrutar de la cocina de producto que nos ofrecen. No tomamos el foie (que preparan ellos mismos) o el salpicón de rape y langosta que tanto nos gusta y como hacía frío, nos inclinamos por las fabes con almejas (un cuenco cada uno) y los calli.

No podría elegir uno u otro, creo que siempre que vaya, intentaría pedir ambos platos. Dos guisos bien elaborados, melosos, con un punto picante y con un producto de calidad. Me estoy relamiendo al recordarlos.

A estas alturas, ya estábamos bastante llenos, pero habíamos pedido dos medios segundos platos, las impresionantes mollejas, que sirven también con riñones, y que tienen como particularidad que tras hacerlas a la plancha, las guisan ligeramente con jugo de carne. Un plato que merece la pena probar.

El otro plato, fue la merluza rellena de marisco, jugosa, sabrosa y en su punto, que aunque era excesiva en cantidad tras todas las delicias que habíamos comido, estaba tan rica que también desapareció de la mesa.

Por suerte la sobremesa estaba animada y así, disfrutando del vino y la conversación, llegamos a los postres donde nos esperaba una de las maravillas de la casa, un helado de pan de centeno que sirven sobre salsa de café, o la deliciosa milhoja de crema y almendra. Después, como fin de fiesta, me sirvieron una teja con el café.

El concepto de teja como petit four o galletita no tiene nada que ver con la teja que sirven en Gaztelubide, una teja de más de 30 cm finísima, delicada y que sirve de entretenimiento a los comensales que la comparten.

il Restaurante Gaztambide es pues un lugar donde comer bien para firmar un contrato o celebrar una noticia festiva, un local que con un precio medio de unos 50 euros por persona, sigue manteniendo un buen nivel de cocina y de público y donde estás con la sensación de que no hay prisa, que puedes quedarte a disfrutar el momento el tiempo que te sea preciso.

En resumen, un restaurante donde conviene ir de vez en cuando, recordando lo bien que se come cuando se cocina buen producto, con buena mano y con tiempo.