Receta de Mermelada Casera de Manzanas – Recetax - Recetas de Cocina Española y del mundo
Recetax – Recetas de Cocina Española y del mundo

Receta de Mermelada Casera de Manzanas

Las mermeladas son un producto que no debe faltar en la casa, sobretodo si son caseras, ya que permiten hacer del desayuno y la merienda algo mucho más delicioso y nutritivo, con el plus de consumir algo hecho en casa con los mejores ingredientes y lo mejor de nosotros mismos, para compartir con la familia y los amigos.

Ingredientes

1 kilo de manzanas rojas
400 gr. de azúcar blanca
1 taza de zumo de limón

preparazione

Para nuestra mermelada casera de manzanas rojas no necesitamos muchos ingredientes, solamente hay que prestar atención al paso a paso para obtener los mejores resultados en cuanto a sabor y consistencia.

Para comenzar hay que lavar y pelar las manzanas, partirlas a la mitad y quitarles el corazón, luego cortarlas en pequeños cubos y colocar todo dentro de una olla, agregar el azúcar y el zumo de limón y dejar que todo esto se macere a temperatura ambiente durante por lo menos 1 hora completa.

Pasado este tiempo ponemos la olla al fuego medio y dejamos que la fruta se cocine durante 35 il 40 verbale, teniendo en cuenta remover de vez en cuando con cuchara de madera. A medida que la cocción se vaya desarrollando, las manzanas se irán hablandando y desarmando, poco a poco notaremos que va tomando textura de mermelada, en este momento hay que retirar la olla del fuego.

En este punto la mermelada estará lista, con una consistencia que destacará por tener pequeños trozos de manzana suave, opcionalmente podemos buscar una textura de puré sin grumos metiendo todo en el vaso de una licuadora y procesando hasta obtener el punto deseado.

Para envasar nuestro producto, rellenamos tarros de cristal previamente esterilizados con un poco de alcohol y los cerramos bien, luego los sellamos al vacío poniendo un paño en el fondo de una olla grande, encima colocamos los tarros de mermelada y cubrimos todo con agua, ponemos al fuego hasta que hierva por media hora, luego retirar el agua, dejar que los tarros se enfríen, secarlos y guardarlos en un lugar fresco, seco y lejos de la luz, se conservan perfectamente durante meses.