QUICHE (TARTA SALADA) DE BACALAO Y MEJILLONES – Recetax - Recetas de Cocina Española y del mundo
Recetax – Recetas de Cocina Española y del mundo

QUICHE (TARTA SALADA) DE BACALAO Y MEJILLONES

A quien no le gusta salir un domingo a tomarse unas cañitas, un vermut o unos vinos? pero siempre andamos con el eterno problema de la comida....alguien tiene que encargarse de hacerla, no?

Si claro, eso es evidente. Pero si somos "previsoras" podemos dejar la comida lista antes de salir por la puerta para disfrutar de unos momentos de ocio.

En mi fondo de congelador siempre tengo masa de hojaldre y pasta brisa congeladas, son un recurso sencillo y rápido que nos solucionará la vida. Y juntando dos o tres cositas más, ya tenemos un plato completo para cualquier día.

QUICHE DE BACALAO Y MEJILLONES

 


Ingrs. per:
(molde desmontable de 28 cms.)

250 gr. de bacalao desalado (recortes)
200 gr. de mejillones al natural (pesados sin concha)
3 uova
1 cipolla media
dos cucharadas de tomate frito
250 ml. de nata para cocinar
volontà, pimienta y aceite
1 lámina de pasta brisa

 

En primer lugar, prepararemos el relleno. Tiene que estar completamente frío antes de rellenar la tarta, pues de lo contrario se reblandecería la masa.

En una sartén con una o dos cucharadas de aceite, ponemos la cebolla picadita a pochar a fuego suave.
Añadimos el bacalao desmigado y damos una vueltas. Como siempre os digo, no cocinaremos el pescado en exceso ya que estará un buen rato en el horno y se podría quedar demasiado seco.


Le agregamos un par de cucharadas de tomate frito (mejor si es casero) y rectificamos de sal.


Apartamos del fuego y añadimos los mejillones para que se impregnen de todo el sabor del sofrito anterior. Dejamos enfriar completamente.


En un bol amplio, batimos los huevos, añadimos la nata y la pimienta molida al gusto. A continuación mezclamos el sofrito de pescado y marisco que teníamos enfriando. Si vemos que tiene mucho líquido, lo colamos porque dificultará el cuajado de la tarta. Mezclamos bien.


Forramos el molde con la base de pasta brisa recortando el exceso del borde. Vertemos el compuesto en la base.


Horneamos a 180º C con calor arriba y abajo durante unos 35 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro de la tarta, éste salga completamente limpio.

Dejamos el horno entreabierto durante unos 10 minutos para eliminar el exceso de calor. Pasado ese tiempo, cerramos el horno y nos vamos de vermuteo....

Al regresar, tenemos la quiche a la temperatura perfecta para su degustación..

 




Texto y fotografías: Pilar Martínez
© www. lacocinadelechuza.com