100 platos de comida mexicana que debes probar antes de morir – Recetax - Rezepte der spanischen Küche und der Welt
Recetax – Rezepte der spanischen Küche und der Welt

100 platos de comida mexicana que debes probar antes de morir

Las recetas de comida mexicana son de las mejores del mundo, así que hacer una lista con sus 100 mejores platos es absolutamente lógico.

Después mi introducción filosófica, no tengo a mano estadísticas ni fuentes oficiales; lo cierto es que quienes dicen que la cocina mexicana es buenísima tienen razón. Por si las dudas, la discusión con cualquier mexicano es posible para conseguir argumentos, defender la causa y terminar con ganas de salir corriendo a preparar recetas mexicanas. Y si cualquier foodie se propone hacer una lista de comidas que hay que probar antes de morir, 100 de ellas tienen que ser mexicanas.

Hay que aclarar una cosa: la mitad de las recetas que internacionalmente se piensan como más representativas de la comida mexicana, en realidad son tex-mex, del sur de Estados Unidos (tal vez eso las hace medianamente mexicanas, porque antes esos territorios eran parte del país). De todas maneras, no hay que preocuparse, porque no son el mejor 50 % de esa gastronomía (y sí soy objetiva: eso viene escrito en tres idiomas en la Piedra de Roseta).

Otra información importante: cualquier persona con cierta cultura sobre recetas mexicanas debería saber que los tacos nunca tienen tortilla dura, con la excepción del caso donde la tortilla es plana y los ingredientes la cubren (y entonces se habla de tostadas) o cuando se trata de tacos fritos ­(doblados o enrollados, conocidos como flautas o tacos dorados). También debería saber que la tortilla puede ser de maíz o de trigo, y que la tendencia es usar más la primera en la zona centro sur del país, y la segunda hacia la zona norte.

Después de la teoría básica, aclaro que esta lista no está basada en una serie de suposiciones, sino en una amplia investigación que me ha tomado años, y que me ha hecho (muy honorablemente) ganar unos cuantos kilos. Pero una vida no es suficiente para decir que se han probado todas las recetas mexicanas, por diferentes razones: la variedad tan extensa de platos, que hay que ser valiente para animarse a probar todos los ingredientes, que la tolerancia al picante tiene que ser alta, que hay que recorrer todo un país realmente grande. La ventaja es que el precio de los platos mexicanos (en su país de origen) es realmente accesible: no hay que ser un millonario para comer como un rey en el sur de Norteamérica.