PINTXO DE ALBONDIGAS DE PULARDA CON SETA PARASOL


Seguimos con ganas de enseñaros nuevas setas. Tras haceros un resumen de algunos tipos de setas, y enseñaros a hacer alguna que otra receta con setas, continuamos pasando cada semana por alguno de los mercados de Barcelona para intentar encontrar nuevas variedades, y de ese modo que podamos ir conociéndo otras setas que las que siempre consumimos. De este modo, espero que los que no podáis acceder a ellas, al menos sepáis que existen, igual que nosotros que antes no teníamos ni idea de muchas de ellas.

En este caso os traemos una variedad que nos ha encantado. Se trata de la "apagallum" en catalán, que quiere decir, apagaluz. En castellano se la llama "parasol" porque realmente parece un paraguas, no os parece?

Esta seta que se encuentra en el bosque, es difícil de encontrar a la venta, ya que no se encuentra en con facilidad. Varias de las características son: el tronco no se consume, pero su sombrero suele ser grande, incluso puede alcanzar los 25 cm de diámetro. De carne abundante, y color blanquecino por debajo y grisácea por arriba, tiene un sabor muy aromático y agradable.
Hemos querido usar estas setas con una carne diferente a las que solemos consumir. Nos hemos decidido por carne de pularda que es una gallina joven de carne muy apreciada por su sabor delicado.


Ingredientes para 8 pintxos:
- 250 gr de carne picada de pularda
- 3-4 setas parasol
- 1 ceolla mediana
- 1 taza de caldo de pollo
- sal, pimienta negra molida, aceite de oliva
- un chorro de vino blanco
- medio huevo (hemos usado dos de codorniz)
- un chorro de leche
- pan rallado

1. Ponemos en un bol, la carne picada de pularda que salpimentamos, el huevo, el chorro de leche y un poco de pan rallado. Mezclamos bien todo y ahcmeos pequeñas bolas que freimos con solamente un poco de aceite de oliva (el justo que usaremos luego para rehogar la cebolla y las setas). Reservar
2. En ese aceite rehogamos la cebolla picada lo más fina posible. Cuando esté ya transparente, añadimos las setas picadas (sin el tronco) y al subir el fuego añadimos el chorro de vino blanco. Cuando se haya evaporado, y hayamos hecho las setas, añadimos las albóndigas de pularda y la taza grande de caldo de pollo caliente. Dejaremos reducir para concentrar sabores hasta casi que no quede líquido.
3. En un palillo pincharemos dos albóndigas. Colocar la brocheta sobre una base de las setas y un hilo de salsa.

Nos ha parecido una seta con mucho sabor, y ya podemos decir que conocemos otra variedad más. Este pintxo con una cervecita fresquita, es un aperitivo espectacular, no os parece?
Ver más: MI BLOG DE PINTXOS