Pizza de espelta provenzal

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana, la Pizza.

 
Pizza provenzal

Casi se me olvida que hoy tocaba publicar la receta salada de WK, menos mal que con echar un vistazo a muchos de vuestros blogs me lo habéis recordado! Si es que no sé dónde tengo la cabeza... Bueno, hoy sí sé dónde la tengo, o más bien cómo la tengo, y es que esta mañana me ha dado una migraña fuerte con su pack completo de aura. Tenía que habérmelo imaginado ayer, cuando mientras estudiaba vi algunos brillos sospechosos... Me ha tocado mientras estaba con la madre del elfo comprando fruta en el mercado; menos mal que era temprano y no había ni mucha luz ni mucho follón todavía. Y al estar con ella, que es médico y además sabe tratar de maravilla a todos sus pacientes, he estado más tranquila. 
Así que ya sola en casa me he dedicado a poco más que no hacer nada, y no recordaba que tocaba compartir hoy nuestra propuesta de pizza casera. Por suerte la preparé la semana pasada y ya tenía las fotos y la receta lista para publicar, así que allá va :)

Quise probar algo diferente a nuestros típicos sabores de pizza. Había visto hace poco una receta de Jamie Olivier con patatas, y me picó mucho la curiosidad. Además he aprovechado la temporada de la uva para dar un toque diferente, aromatizando todo con la mezcla de hierbas provenzales que compramos en Francia. ¡Muy rica!

- 125 gr de harina de trigo de repostería
- 125 gr de harina de espelta integral
- 25 gr de aceite de oliva
- 12 gr de levadura fresca de panadería
- 125 gr de agua templada
- 5 gr de sal

Mezclar todos los ingredientes en un recipiente, incorporando la sal al final. Amasar bien a máquina o a mano hasta obtener una masa suave, húmeda pero manejable, lisa y elástica. Cubrir un cuenco con aceite, poner la masa en forma de bola y engrasar dándole vueltas dentro. Tapar con film de cocina y dejar que doble su tamaño, entre 1 hora y media y 2 horas.

- 1 patata mediana
- 1 bote de tomate triturado al natural
- 1 bola de mozarella fresca de búfala
- 1 racimo pequeño de uva
- jamón cocido
- hierbas provenzales (romero, tomillo, orégano, albahaca, estragón, laurel, mejorana...)
- zumo de limón
- aceite de oliva virgen extra
- sal, pimienta negra, azúcar

Cocer la patata en agua con sal hasta que se pueda atravesar con un palillo. Dejar enfriar. Cortar en rodajas de medio centímetro de grosor; aliñar con sal, pimienta, zumo de limón y un poco de aceite. Reservar.
Poner el tomate triturado sobre un colador o tamiz unos 30 minutos para que escurra bien todo el agua. Hacer lo mismo con la mozarella.

Precalentar el horno a 220ºC, con la bandeja o la piedra especial dentro para que coja calor. Estirar la masa con la punta de los dedos hasta que quede bien fina, sobre papel de hornear con un poco de semolina o harina común. Sazonar el tomate con un poco de sal y azúcar y cubrir la masa. Distribuir por encima la patata, el jamón troceado, la uva troceada y el queso en trocitos. Espolvorear con la mezcla de hierbas provenzales al gusto. Poner con cuidado la masa sobre la bandeja o la piedra y hornear en la parte inferior del horno hasta que adquiera el punto deseado, entre 10-15 minutos.

Pizza provenzal
Ver más: Albahaca y Canela