Bebidas energizantes

bebidas energizantes

Bebidas energizantes: vale la pena conocer un poco más sobre ellas, comprender cómo funcionan y formar nuestra opinión en el marco de la “polémica” que a nivel social han despertado en los últimos tiempos. La primera de ellas, arranca ya por su nombre: hay quienes proponen llamarlas bebidas estimulantes, en vez de energizantes, pero un amplio sector de la ciencia y la sociedad está en desacuerdo con este punto.

Comencemos por puntualizar que estamos hablando de bebidas sin alcochol, pero capaces de producir una sensación de bienestar intensa, que inhibe los síntomas de cansancio e incrementa el estado de alerta. Esto se explica por su importante concentración de sustancias psicoactivas, entfre ellas la cafeína, capaz de incrementar los niveles de dos neurotransmisores vitales en el proceso de la concentración: la dopamina y la noradrenalina.

Si bien estas bebidas se conocen desde hace por lo menos una década, ha sido en estos últimos años que han entrado al mercado con un vigor similar a los efectos que producen en el organismo. Profusión de marcas, atractivos y publicidad cautivante, sumados a los efectos notorios sobre el cansancio y agotamiento físico y mental, hace que los jóvenes las consuman con más frecuencia de lo necesario, incluso como parte de un ritual.

El gran peligro está en un hecho que se registra cada vez más: hay quienes las combinan con alcohol en la falsa creencia de que la cafeína puede evitar el efecto depresor que el alcohol tiene sobre el sistema nervioso central. Hay investigaciones serias que revelan que los efectos de esta mala decisión pueden ser consecuencias tan graves como irreversibles.

Existen países que están tomando medidas al respecto; entre ellas oblilgar a las empresas fabricantes a disminuir la concentración de cafeína. En mi opinión lo más importante es difundir e informar muy bien, especialmente a nuestros hijos jóvenes y adolescentes, una población muy vulnerable a las tendencias y modas  no siempre midiendo consecuencias.

Relacionado: Tragos, cómo hacer aperitivos

Ver más: Cocina