Tarta de Ricota y espinaca

Esta receta además de rica y sana,  es económica, ya que la espinaca no es un vegetal costoso y la ricota se la puede preparar en forma casera. La tarta de espinacas y ricota es ideal como único plato si estamos cuidando nuestra figura o como entrada de algún tipo de plato con carne. Es una comida que se puede ingerir en caliente en un día muy frio o comer fría en un picnic al aire libre.

Tarta de Ricota y espinaca

Ingredientes:

Masa de panqueques:

1 huevo 50 gr. de harina leudante 100 c.c. de leche Sal Pimienta

Relleno:

400 gr. de ricota 4 tazas de espinacas cortada en juliana 2 cebollas de verdeo picadas 1 puerro picado 50 gr. de queso rallado, 3 huevos, Sal Pimienta.

Preparación

Para los panqueques:

Batir ligeramente el huevo. Agregar en forma alternada la harina y la leche. Mezclar hasta formar una preparación homogénea. Condimentar. Dejar descansar 15 minutos.

Para el relleno:

Mezclar la ricota con la espinaca, la cebolla de verdeo, el puerro, el queso rallado y los huevos. Condimentar. Calentar una sartén con fondo antiadherente y tapa.  Lubricar todo el interior. Verter la mezcla de panqueque. Distribuir la masa en el fondo y paredes de la sartén. Tapar y cocinar 1 minuto a fuego corona hasta que la pasta se seque. Colocar encima el relleno. Tapar y cocinar a fuego corona hasta finalizar la cocción. Desmoldar invirtiendo sobre un plato. Luego volver a invertir sobre otro plato, de modo que el relleno resulte hacia arriba.

Conclusión: Aunque parece una receta difícil por lo de dar vuelta la preparación para servir, es solo cuestión de práctica. Si no podemos utilizar esas sartenes dobles donde se da vuelta la preparación sin temor a que todo se caiga. Esta receta se puede combinar con otros vegetales que más les gusten y si lo desean pueden bañar la tarta con una salsa blanca a la que le pueden agregar una cucharada de mostaza que le da un sabor distinto y todos se preguntaran como logro ese sabor. Y buon appetito.